PEELING

El peeling químico facial o ablación química de la cara es un tratamiento basado en la aplicación de diversos agentes químicos solos o combinados sobre la piel de la cara. Estos agentes se caracterizan por diferir en variables como la potencia y profundidad. Así entonces, producen destrucción controlada de las diferentes capas cutáneas según profundidad. El objetivo es ocasionar una regeneración o remodelación de la piel sin dejar cicatrices. Mejora la textura y defectos en la superficie. La nueva piel tendrá un aspecto joven y radiante.

El uso de peelings no es nuevo. Existen registros del antiguo Egipto que describen a Cleopatra tomando baños de leche agria para rejuvenecer la piel. La leche agria contiene ácido láctico el cual se usa en Peelings hoy día. Así también existen registros en Francia de mujeres tomando baños de vino rancio con el mismo efecto gracias al ácido tartárico en su composición.

Los peelings se clasifican según su profundidad en muy superficiales, superficiales, medios y profundos. Existe una variedad amplia de productos para realizar peelings.

Volver

POST RECIENTES